Blogia
Alguien voló y fue libre...escribiendo

El arte del cangrejo

El arte del cangrejo

--- 3:00 a.m en un bar de Zaragoza de cuyo nombre no puedo acordarme. ---

 

"Anda pídeme un cubata de ron que voy al baño un segundo a potar macho que el último chupito me ha doblado."

 

Aprovechando este despiste del enemigo (en éste caso uno de tus amigos de toda la vida) sales sigilosamente del bar sin darte la vuelta y aprietas a correr calle abajo hasta una esquina. Pues bien esto es lo que denominamos coloquialmente dentro de nuestro grupo de amigos “hacer el cangrejo”. Una práctica cada vez más habitual durante los fines de semana de borrachera y cachondeo. Lo curioso es que algo que parece vulgar y de mal gusto como es irse corriendo a casa sin avisar al personal ha terminado convirtiéndose en una tarea arriesgada, divertida e incluso premiada cuando uno de nosotros lo hace de manera espectacular sin que nadie se cerciore de la escapada.

 

 El cangrejo se produce normalmente en una franja horaria de 2:00 a.m hasta 5:00 a.m ya que es el momento en el que se sale de un botellón y se decide que ruta tomar de bares, zona de marcha o ambiente. Allí es cuando los radares de tus vigilantes (el resto del grupo) se activan de una forma increíble. Se vigilan las retaguardias de todos, se controlan los movimientos más sospechosos como los de abrocharse un cordón de zapato y se procura entrar todos a la vez a modo piña en un bar. Cualquier despiste puede significar una magnífica oportunidad para el fugado. Una llamada al móvil, un encuentro con alguien en la calle o incluso el refuerzo de otro fugado, ése momento en el que dos o más se alían para hacer un cangrejo.

 

Os preguntaréis el porqué de éste arte, de dónde nace, cuales son sus orígenes y lo cierto es que es difícil dar una explicación concreta pero se podría decir que ocurre por varios motivos. Llámese estar cansado, haber quedado con alguna tía, tener un plan mejor o simplemente que no te apetece el plan o el bar al que se ha decidido ir en ése momento. Cuando lo fácil sería como personas normales y civilizadas comentar con todos que te vas, que te marchas a casa o que prefieres hacer otro plan, decides tomar otros derroteros: la huida rápida y silenciosa, lo que llamamos el Cangrejo. Esta táctica consigue lo que se buscaba en un principio, evitar reproches de todos tus amigos borrachos, agarrones, empujones, gritos insultantes hacia el desertor etc… Mucho mejor irte y mandar un mensaje desde tu casa del calibre de: Vaya cangrejo macho, con esto me corono jajaja, o por ejemplo algo mas simple como Campamento base, eso es rápido y para todos los públicos, da perfectamente a entender que ése tío ha logrado su objetivo, se ha ido, nadie lo ha visto y encima está en su casa recochineandose.

 

El problema surge ahora dónde un nuevo elemento ha entrado en juego: la telefonía móvil. Cuando se sospecha que alguien va ha hacer el cangrejo se pasa miedo, se le vigila, se le amenaza. Hasta ahora no servían de mucho esas amenazas así que se pasó a buscar elementos más útiles como el teléfono móvil. Me explicaré.

 

Es muy sencillo prevenir normalmente cuando alguien va ha hacer el cangrejo, y basta con observarlo. El tío se pega más de media hora sin pedir absolutamente nada de beber, no baila ni se golpea por las paredes como el resto, está mirando a todos los lados como fuera de lugar al mismo tiempo que tiene siempre localizada la puerta para salir en cualquier momento. Entonces es cuando hace un amago, se acerca a la puerta y mira atrás como buen novato o simplemente asegurándose de que nadie lo vé, pero tú mucho más listo sacas tu móvil del bolsillo, te lo pones en la oreja y le señalas con tono amenazante. Pues bien, ese simple gesto sirve para que el fugado vuelva de nuevo con el grupo, esté tranquilo y vuelva a pensárselo dos veces antes de actuar porque sabe de sobra que no habrá más amenazas, que si lo pillan llamarán a su casa despertando a sus padres y demás familia.

 

Es una maravilla salir por ahí con esa presión todos los “findes”, sabiendo que por una parte tienes la llave de que nadie te deje colgao, y por otra el miedo de que por irte o por un error como ir al baño en el momento indebido alguien ponga a tu familia patas arriba a las 4 de la mañana. Hasta esos límites tan fascinantes hemos llegado mis amigos y yo, ése juego tan divertido que algún día no quiero pensar como acabará, pero será famoso en el mundo entero, hasta el límite de que el otro día el “señor Domingas” me llegó a comentar: Que desfase colega, le he dicho a mi madre que por la noche desconecte el telefono de casa para evitar problemas. Pero no te preocupes “Domingas”, hecha la ley, hecha la trampa y sobre todo con unos amigos tan hijos de puta como nosotros. Todo llegará.

 

Os quiere de corazón vuestro amigo Ferry.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Jordan 5 -

Wow amazing! Your blog is my absolute favorite on the internet! Thanks again for a nice site.

Zaba -

Tranquilo ferry

DIOS -

A ESO ME REFERIA ENTRAÑABLE ABUELA. SE PUEDE DEJAR TILDES, PERO NO ACENTOS... BESOS DESDE LAS ALTURAS.

Una abuela entrometida -

Todas las palabras tienen acento. Unas lo llevan escrito y otras no.

karen bach -

muy bueno!!!podrias hacer un monologo de esto no?

DIOS -

muy bueno Ferry! y aunque se te pase alguna tilde, que no acento, he de remarcar que has mejorado mucho tu estilo respecto a artículos precedente. He dicho....

abuela entrometida -

me lo voy a pensar.....

javispace -

A Carlos no le preocupan mucho los acentos. Lo fundamental es que transmite el artículo. ¿Que edad tienes abuela? Me encanta que la tercera edad venga al blog!! Si te interesa te encargas de una sección. Besos!!

una abuela entrometida -

Ah! no es por nada pero ya que el artículo es fantástico tienes que cuidar los acentos. Es una pena. Revisa antes de publicar ok?. Un besazo.

una abuela entrometida -

Buenísimo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres