Blogia
Alguien voló y fue libre...escribiendo

La evolución turca: posibles direcciones...

Tuve el placer de estar en la capital turca el mismo día que se llevaba acabo unas de las elecciones al legislativo más importantes de los últimos años. Desde entonces me he sentido interesado por el entramado político que rodea a un país que flota entre dos aguas, por un lado el islamismo y por el otro el laicismo, o lo que es lo mismo entre Oriente y Europa. 

Nos tenemos que remontar hasta 1923 para hablar de la moderna Turquía, Fue en aquella época donde Ataturk “el padre” puso en marcha  toda clase de reformas para llevar acabo el proceso de occidentalizacion y lo hizo a partir de un sistema, el sistema  de partido único , el CHP, que tuvo continuidad hasta 1945. Una de las principales características de este proceso fue la de desligar del ámbito educativo y del campo legislativo la influencia del Islam.  

De este modo el Islam desaparecía del espacio publico, pero sin embargo no tenia una separación total del estado, el estado poseía dos medios para controlar el Islam; por un lado se creaba un departamento especializado en asuntos religiosos y por otro se creaban las Fundaciones Pias (por ejemplo este fue un medio para controlar el mensaje de los imanes desde las mezquitas que paso de ser en  arameo o gaélico, a ser difundido en Turco).   

Del mismo modo la mujer a partir de 1923  alcanzo un alto grado de libertades  e igualdades en relación con el hombre y con la sociedad. Piense el lector que en Turquía el derecho a voto de la mujer se logro antes que en España. O que la utilización del velo pasó  de ser obligatoria a ser pura y meramente opcional. 

Tras la segunda guerra mundial se inicia un nuevo periodo, se abre el camino hacia el multipartidismo, corrientes de muy diversas ideologías y creencias irrumpen en el panorama político, pero no todos son admitidos, los partidos de corrientes islamistas son rápidamente ilegalizados y solo los partidos moderados tienen su espacio dentro de la “sopa de partidos” que se desarrollo tras 1945. Entre ellos encontramos las dos grandes corrientes ideológicas que fueron protagonistas en las pasadas elecciones y que tienen como seno dos partidos: CHP y AKP. CHP, la continuación del partido de Ataturk cuya base ideológica se basa en seguir los valores de occidente, limitar el poder del Islam en la política, en la educación y en la vida social, en la defensa de un estado laico.  Muchos han sido los que lo apoyaron, entre ellos la gran mayoría de los militares que defienden por encima de todo la laicidad de Turquía. 

AKP, para explicar los inicios del partido vencedor nos tenemos que remontar a 2001 y entender que consecuencias tendrá para la gobernabilidad de Turquía. Fue en los inicios del siglo XXI cuando el por aquel entonces FP (Partido de la Virtud) fue ilegalizado por ser considerado como un partido islamista.

De su ilegalización derivaron dos partidos entre ellos el que aquí nos interesa AKP. Desde los primeros momentos de su fundación el partido de Erdogan se tachó el adjetivo islámico para autodenominarse  “demócrata-conservador”, pero son muchas las sombras que hay en el partido y muchos los que se preguntan si el partido de Erdogan es aun hoy islamista.

No hace falta dar ejemplo de las consecuencias que podría tener para la republica si se transforman los principios laicos y occidentales que han caracterizado al país desde 1945, hacia la imposición de principios de corte islámica. Esperemos que el islamismo moderado demuestre que es posible coexistir con los valores de libertad, justicia e igualdad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres