Blogia
Alguien voló y fue libre...escribiendo

Las filmotecas y Syd Barret

Las filmotecas y Syd Barret

La semana pasada, por fin, visité la Filmoteca Española, en el barrio de Lavapiés, en Madrid. Quería conocer el lugar desde hace varios años y, desde luego, no me defraudó. Un edificio pequeño y grande a la vez, de corte clásico, con una cafetería muy chula donde charlar de ‘las películas’. “¿Qué te ha parecido?”, preguntas a tu ligue mientras das vueltas a un delicioso café y echas un vistazo al programa del mes que viene. Y además, en este extraño lugar -de nombre Cine Doré-, tienen una sala enorme, con palcos y demás, donde disfrutar de una enorme pantalla en negro, que de pronto, se ilumina con bellos colores y habla y canta sin parar. Un lugar mágico, vaya.

 Vimos el lugar, desde fuera, en HABLE CON ELLA (Pedro Almodóvar), cuando el personaje interpretado por Leonor Watling se acercaba a disfrutar de LA INCREÍBLE HISTORIA DEL HOMBRE MENGUANTE. Soberbia escena. Desde entonces, ardía en deseos de visitar en lugar y conocer sus ciclos y reposiciones, los cuales no me han decepcionado en absoluto. Un templo del cine en medio de Madrid, donde -ahora mismo- puedes disfrutar de un ciclo sobre Agnes Varda, otro sobre Truffaut, cine canadiense... y en definitiva, de un montón de filmes que de otra forma nunca podrías ver, conseguir ni gozar. 

Pues resulta que en Zaragoza, sisi en Zara”goza”, también tenemos una filmoteca. Y de hecho, resulta que no tiene nada que envidiar a la madrileña/española. Quizá sea más humilde en apariencia, pero destila la misma esencia: las ganas de hacer cosas interesantes y ofrecérselas a los aficionados al cine. La Filmoteca de Zaragoza se encuentra situada en el Palacio de los Morlanes, en una boca-calle de San Vicente de Paul Newman. El edificio es bonito, la gente amable, y el aire acondicionado una bendición en los días que corren. Y lo que es más, resulta que tienen una de esas pantallas negras que se iluminan con colores y hablan y cantan sin parar. La sala es pequeña. Normalmente -lo digo para el que se acerque- hay un 70% de abuelos, un 20% de gente normal entre 30 y 50 años, y un 10% de perdidos como tú. Pero vaya, yo siempre he tenido sitio.

Ahora dos datos que considero “vitales” o “capitales”: el primero y más decisivo, la entrada para una peli cuesta sólo dos euros amiguitos; y segundo, todas las cintas son proyectadas en versión original con subtítulos, por lo que no os vais a perder la mitad de las interpretaciones (interpretación = cuerpo + voz + la combinación de ambas). En la filmoteca he visto desde ciclos de animación japonesa de los años 30, hasta reposiciones de películas de ciencia-ficción mexicanas.

Únicamente para abrir boca, aquí van algunas pelis que recuerdo haber visto en este sagrado lugar (cágate lorito): CASABLANCA (Michael Curtiz), PERSONA (Ingmar Bergman), LOS OLVIDADOS (Luis Buñuel), CONTRA LA PARED (Fatih Akin), PARADISE NOW, CON FALDAS Y A LO LOCO (Billy Wilder), MALAS CALLES (Martin Scorsese), LADRON DE BICICLETAS (Vittorio de Sica), LA STRADA (Federico Fellini), AL FINAL DE LA ESCAPADA (Jean-Luc Goddard), BLOW-UP (Michelangelo Antonioni), EL EXTRAÑO (Orson Welles)... y muchas, muchas más. Pelis por doquier. 

Moraleja: peliculones por dos euros, proyectadas en pantalla de cine, en versión original, con aire acondicionado, en una sala con butaquiquis y ambiente abuelil... todo ello en nuestra sociedad, llena de hastío, aburrimiento y apatía. ¿No merece la pena? Lo dicho, todos a la filmoteca. 

Pd1- El otro día en la prensa aparecía la noticia de que el joven director sudamericano de WHISQUI -película que salió el año pasado y yo vi en el cine- se había suicidado. Una noticia extraña, viniendo de un joven que hace lo que le gusta, lo hace bien y con cierto reconocimiento... Una perdida. Una pena. 

Pd2- La pd1 me obliga a escribir la pd2. Un padrenuestro por Syd Barret, creador, líder y cerebro de Pink Floyd, muerto la semana pasada en su casa de Inglaterra. Desde que lo echaron (él solo está en el primer disco: THE PIPPERS AT THE GATE OF DOWN) el grupo será una mierda que vivirá a costa del talento de Syd. Te queremos Syd.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

manuel -

hay muchas conjeturas acerca del origen del nombre del grup¨: Pink Floyd. desde luego, el nombre lo puso Barret, de eso no hay duda. en ppio, parece que se le ocurrió mezclando los nombres de dos de sus bluesmans favoritos: un tal Pink .... y un tal Floyd ....
otras teorias hablan de las alucinaciones de Barret, alcia en el pais de las maravillas y demas... no esta muy claro.

el grupo lo formaron entre cuatro... sobre todo Barret y Roger Waters. Barret solo esta en el primer disco (el mejor, a años luz del resto de los discos de la banda) y en los singles de la primera época. Despues, los hijos de puta de ellos, lo echaron porque la liaba un poco y contrataron a David Gilmour (amigo de Barret, y a la postre, el único que se portaria bien con el pobre Syd).
A partir de entonces Syd sacó un par de discos más (destaco el maravilloso THE MADCAP LAUGHS) y se vería sumido en un tremendo agujero del que ya nunca saldría. Javier: estamos hablando de uno de los grandes genios de la música. Alguien con un estilo inimitable y lleno de magia y fantasía. el pop más divertido y loco del mundo. los mamones de sus compañeros se aprovecharon de la brecha que abrió Barret y siguieron haciendo "musica rara", pero nada mas que eso (que es lo que normalmente conoce la gente de la banda...). Pobre Syd.

javispace -

¿Pink Floyd es el pseudonimo de Syd Barret o Syd Barret le hacia el trabajo "sucio" (de sucio nada) a Pink Floyd? (Es que no se si es un grupo una persona...¿qué coño es? Aver que me entere... :D

Fenix -

Se donde está lo de Morlanes y he estado por fuera, pero dentro nunca, y en estos últimos tiempos menos debido a mis paranoias oeoeoe. De P...elis!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres