Blogia
Alguien voló y fue libre...escribiendo

Drogas divinas: El lastre estacional

Drogas divinas: El lastre estacional

Uno de los grandes misterios de la Historia (o vida, o tiempo, o "todo") es la descomposición de la misma en números, en partes, en ciclos, en fases, en periodos... Ya sea el día, el mes, el año, el siglo, o la completa Historia son separados en  trocitos para asignarles diversos atributos y nomenclaturas. Menudos caprichitos que tenemos ¿no? En fin...en algo hay que invertir el tiempo...

La cuestión es que nosotros, los seres humanos, somos nostálgicos (¿vosotros tambien no?) Nos cuesta poco echar la vista hacia atras y rememorar aquel  acontecimiento que nos exaltó, nos hizo llorar o reir, o simplemente sentir...

En esa nostalgia y recuerdo hay un aspecto realmente interesante. Es lo que yo llamo el "lastre estacional".

Todos los veranos de mi infancia, pubertad y parte de mi adolescencia los pasaba en el Pirineo (hasta que el fútbol y su mal colocada pretemporada deshacia otra posibilidad turistica o de ocio). No me es dificil recordar los viajes a Villanúa.

¡Mama! !Hoy último día de cole! !Oeoeoeoe! - exclamaba un servidor mientras se preparaba los "Chocokrispies" en un plato sopero y a la vez sonaba en la radio "La rebotica". Era cuestión de ir al colegio, despedirse de los profes, y salir al patio a hinchar globos de agua para llegar a casa tibios de agua y recibir las reprimendas correspondientes: un guión repetido cada año, pero... ¡que divertido ser protagonista en esas condiciones!.

Si alguna chica te "hacia tilín" la despedida se volvía un poco más compleja, ya que había que forzar una coincidencia en la salida, o mojar (¡y que ella lo viera!) a alguno de los candidatos mas fuertes, o simplemente marcarse una despedida educada y cariñosa.

La llegada a casa era medio triste, medio jubilosa, algo extraño... Mama, ¿a qué hora salimos?.

El viaje seguía siendo extraño, se mezclaba la reflexión sobre el año que transcurría y las ilusiones sobre el verano (¿qué pasará?). La primera parte del viaje (San Mateo, Zuera, Almudevar...) la mente se quedaba en blanco. No estabas en Zaragoza, ya fuera en tercero, cuarto, quinto, sexto de EGB, y tampoco estabas en Villanúa, despreocupado y tranquilo. Estabas en un coche y con un paisaje aburrido y Elton John de fondo te daba mucho tiempo a pensar.

Al pasar Jaca e ir llegando a Castiello, la montaña se acercaba, y los recuerdos iban llegando. Comenzaba un olor particular que te transladaba a otra dimensión. Yo quería sentir el olor particular de allí arriba de manera aún más intensa... ¿Mama, puedo bajar la ventanilla? Mi única preocupación era sacar la cabeza, "respirar la naturaleza", aspirar el pasado, sentirlo y dejar funcionar al "lastre estacional". Ese olor se transformaba en sentimientos, podía sentir "los veranos de mi vida", lo que significaban para mí, lo que me esperaba.... Me sentía especial, ME SENTÍA, que no es poco.

Hoy, 11 de marzo de 2007, en otro momento de mi vida, me he ido a correr al parque, y, por primera vez este año, he sentido el lastre estacional.... 

...olía a primavera...

Recuerdos, dolor, alegría, amor, amistad, diversión, ilusión, nostalgia...

- Hay drogas que no tienen forma de pastilla ni de polvo; hay drogas que no son ni sintéticas ni naturales... SON HUMANAS, aún diría más, SON DIVINAS.-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Teresa -

qué pasada de comentario Javi, a mi con la ventanilla me pasaba lo mismo cuando subía a Biescas! pero tenía que esperar hasta agosto, me entraban unos nervios pensando cómo estaría la gente qué hacía tanto que no veía, qué cosas pasarían ese año...

chulísima la frase con la que terminas.

un saludo!

Fénix -

Lo de menos es que alguien expresara ese lastre emocional como una huella... pero ya no lo recuerdo, sin embargo me quedo con el lastre emocional y el lastre estacional, son tan reales...

Las drogas humanas son las mejores.

Las sintéticas ilegales malas, las legales un parche, también nocivo.

*Estás consiguiendo eso que me comentaste hace tiempo...*

* Es 2008 * --> Más que un lastre un despiste xD

javispace -

¡Yo se que tu me entiendes Rubo! Tu tambien eres de los que saca la cabeza por la ventanilla...

Tio, pasate por económicas y nos tomamos dos o tres litros de Aquarius y montamos una buena party en los bancos de Gran Vía.

En cualquier caso, fuerza algo de cara a este viernes tio... :D Besitos.

rubo -

Javi, por qué tienes tanta facilidad para expresar cosas, sentimientos y recuerdos que todos hemos experimentado o estamos en ello y nos cuesta sacar y expresar? De hecho y al hilo de tu artículo, yo llevaba una semana pensando a quién se le ocurrió joderme la ilusión que tenñia hace dos semanas, con ese tiempo (unos 20 grados minimo), joder andaba solo, te sientes otro, notas como si hubieran cambiando el fondo en la obra de teatro que representamos. Pues no, tenía que venir el de siempre a poner mal tiempo y tal. Pero son esas sensaciones que están como en tierra de nadie, de tránsito diría yo, nos cambian el chip, casi siempre para bien. Apostaría que tienen una función, un por qué, quizá sea para motivarnos en la monotonía en la que nos movemos, y que supone cambio de... (cada uno que rellene a su gusto u opinión). En fin hay una cosa que está clara, y es que este artículo, dado el tiempo que llevába en la UVI este blog, se merece una celebración, y es martes...jajaj bsbs
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres