Blogia
Alguien voló y fue libre...escribiendo

¿Cómo ser Bill Murray?

¿Cómo ser Bill Murray?

Estos últimos dias, leyendo la gran cantidad de comentarios al artículo “Honor y Reconocimiento”, uno queda sorprendido sobre la cantidad de vueltas y vueltas que se le puede dar a un mismo hecho. Es evidente que el hecho del que se habla se produjo de un modo, y no de seis o siete modos, sin embargo, sí son seis o siete (o 650) las posturas existentes. 

El fundamento de la existencia de discusiones acerca de las situaciones (únicas por naturaleza) se basa “per negationem” en el mito del eterno retorno de Nieztche. Imaginaros que la guerra civil, el franquismo, la democracia se pudieran repetir infinitas veces pudiendo aprender de los errores cometidos y haciendonos a la vez responsables de los mismos. Cada vez que se repitiera la misma situación las posturas, las perspectivas se irían reduciendo. Lógicamente habría más claridad en el hecho y los conflictos de concretarian mucho más hasta resolver toda problemática. Así pues, finalmente,  habría una única y común posición (o ¿¿es que a un inspector de policía no le gustaria ver en un video el hecho criminal para conocer perfectamente las circunstancias del crimen??) 

Las discusiones, las polémicas vienen de la irrepetibilidad del hecho: un único hecho, miles de posturas, y, una imposibilidad total de revivir el problema para objetivar el planteamiento. 

Como analógico ejemplo, cuando tenemos mil euros en el bolsillo no reparamos en cenar en el “Gayarre” o en “Los Borrachos” o ir a Mcdonald’s si nos apetece comida rápida; ahora bien, si tenemos algunas monedillas sueltas, el problema se agrava. En primer lugar, contaremos las preciadas monedas varias veces con el mayor tino posible para no ruborizarnos ante la dependienta de turno; y en segundo lugar discutiremos con nuestros amigos el lugar de destino, pues no será fácil que a todos guste un concreto y humilde establecimiento. Si hay amigos de diferente capacidad económica el problema es aún más complejo.

La historia no permite grandes alardes, es unidireccional y sólo pasa una vez por cada uno de los segundos que la componen. Se podría decir, que los protagonistas de la historia viven en la estrechez más absoluta. Es por ello, que a la personas que mejoraron la sociedad, descubrieron vacunas, trajeron la paz, unieron los pueblos, los sacaron de la esclavitud, promovieron la justicia… se les recuerde con gran intensidad y arraigo. No realizaron esos actos por virtud de su experiencia o haber vivido esos momentos con anterioridad: Bill Murray (“Atrapado en el Tiempo”).  “Hicieron historia” por ser personajes únicos, y es precisamente por ello, por lo que están en la memoria colectiva: Robespierre (…primeras paginas de “La insoportable levedad del Ser”).

Así, es la presencia de una única vivencia para cada ser humano y la existencia de un único hecho lo que fundamenta la existencia de discusiones. Ahora viene la pregunta fundamental: ¿Quién tiene razón?  

Respondedme vosotros.   

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

javispace -

Es evidente que las diferentes ópticas sobre las situaciones estan motivadas por los intereses de cada persona o grupo social. Se podría decir que el ser humano esta "viciado" por su interés, y eso aún nos aleja más de la objetividad. ¿Quizá debieramos trabajar en el "desinterés"?

eduardo cariñena -

que gusto leerte javi...


solo me gustaría decir una cosa acerca de este debate y es que desde mi punto de vista en política no hay una razón absoluta. y no la hay ya que siempre va a ser subjetiva, siempre va a ir dirigida en mayor o menor medida hacia los intereses de un sector social.

de todas formas la única verdad tiene que ser lógica, pero la lógica no tiene porque ser necesariamente verdad.


el problema por el cual es dificil acercar posturas en determinados conflictos es el propio choque de intereses de los sectores sociales hacia los que se orientan las politicas(o de grupos de intereses).

Pensamiento -

"Tener la razón" es relativo, todos y nadie poseen la razón...

La razón es un ente independiente sujeto a los filtros de las personas quienes con ciertas leyes (mal o bien hechas) juzgan un hecho o su razón...

javispace -

Muy interesante la cita.

En cuanto a los argumentos que has expuesto, a saber,

"1. El hecho se repite en lugares diferentes.
2. Hay mas de un hecho.
3. El problema se revivie puesto que se repite
4. El hecho revivido debido a la repiticion lleva la posible objetivizacion del mismo."

...piensa que son hechos que se repiten desde el punto de vista del análisis social, nada más (y además nos son iguales, aunque te lo pudiera parecer).

Sin embargo las vivencias de cada persona son absolutamente únicas. Habrá muchos "hiyab", pero cada persona que lo lleva tiene su única experiencia, problemas y alegrias.

Es imposible encontrar dos situaciones exactamente iguales en lugar, tiempo y modo.

Roque F. Adrada -

Estimado amigo Javi, llevo algun tiempo leyendo y releyendo la pregunta quenos haces en el articulo “¿Quién tiene razon?”…

En materia de discusiones politico-historicas habria hechos tangibles que permitiran hoy reconocer un determinado acontecimiento historico que no da lugar para la discusión, por ejemplo el genocidio nazi, no hay discusión puesto que un hecho probado, pero lo que si que se llega a dar es un sentimiento diferente hacia el mismo.

- Odio, vergüenza, tristeza…. Por un lado
- Orgullo, nostalgia, añoranza ….Por otro

Como se ha podido ver en el gran debate que hemos mantenido, los hechos no han sido el objeto de la discusión, sino la forma individual en la que cada uno de nosotros hemos reflexionado sobre los mismos.

Por ello no se puede hablar de verdad o de mentira, ya que todas las posturas y digo todas son perfectamente defendibles, mas conveniente seria hablar de adecuado, inadecuado, de eficaz ineficaz, o de eficiente o ineficiente.

Por citar algun ejemplo a titulo personal considero que la politica exterior de Aznar fue adecuada, eficiente y eficaz, mientras que Edu puede pensar que la direccion de politica exterior fue inadecuada, ineficaz e ineficiente.

Sobre el planteamiento que has dado acerca de las discusiones no estoy de acuerdo

“Las discusiones, las polémicas vienen de la irrepetibilidad del hecho: un único hecho, miles de posturas, y, una imposibilidad total de revivir el problema para objetivar el planteamiento. “

Una discusion actual es la de si es posible o no la presencia del velo islâmico “hiyab” en lãs aulas escolares.

1. El hecho se repite en lugares diferentes.
2. Hay mas de un hecho.
3. El problema se revivie puesto que se repite
4. El hecho revivido debido a la repiticion lleva la posible objetivizacion del mismo.

Lo que variara en todo caso son lãs posturas, lo que para unos puede ser adecuado, eficaz y eficiente, para otros puede ser inadecuado, ineficaz e ineficiente.


Me vais a permitir que adjunte um fragmento del libro fuente de reflexion samurai HAGAKURE.




La Critica a Los Demás
Reprender y corregir a alguien por sus errores es importante. Este acto esencialmente caritativo es la primera obligación del Samurai. Pero hay que esforzarse en hacerlo de la manera conveniente. En efecto, es fácil encontrar cualidades y defectos en la conducta del prójimo. También es igualmente fácil criticarlo. La mayoría de las personas se imagina que es por gentileza que dicen a los otros lo que no desean oír y si alguna vez sus críticas son mal acogidas, piensan que los otros son incurables. Tal manera de pensar no es razonable. La misma da tan malos resultados como colocar a alguien en una situación embarazosa o bien si alguien nos insultara. Esto no es muchas veces más que una mala manera de sacar lo que nos pesa en el corazón.
La crítica sólo debe intervenir después de haber discernido si la persona la aceptará o no, después que uno se ha hecho amigo de ella, de haber compartido sus intereses y de haberse comportado de manera tal que nos concede su entera confianza para que tenga fe en nuestras palabras. Luego interviene el tacto. Hay que sentir el buen momento y la buena manera de ejercer su crítica - por carta o al regresar de una reunión particularmente agradable-. Hay que empezar comentando sus propios fallos y luego llevar a su interlocutor a comprender, sin pronunciar más palabras de las necesarias.
Hay que alabar sus méritos; esforzarse en darle ánimos, en preparar su humor; volverlo tan receptivo a las observaciones del mismo modo que el hombre sediento lo es al agua. Es entonces cuando hay que corregir sus errores. La crítica constructiva es delicada.
Sé por experiencia que las costumbres malas y antiguas, no ceden sin fuerza. Me parece que la actitud más verdaderamente caritativa consiste, para todos los Samurais al servicio de un mismo Daimyo, en ser benevolentes y amistosos los unos con lo otros, corregir mutuamente sus errores para servir luego al Daimyo. Poniendo a alguien voluntariamente en una situación embarazosa no se hace nada constructivo. ¿Cómo podría ser de otro modo?



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres