Blogia
Alguien voló y fue libre...escribiendo

Naturaleza de los Valores de Antaño

Naturaleza de los Valores de Antaño

Oh sí, valores de antaño/

no tengas miedo, no te harán daño/

no lo esperas/

no kieres verlos/

pero ahí están siempre, oh valores de antaño/.

¿Qué pasa con ellos?/

¿Qué pasa contigo?/

siempre agazapados/

siempre tus amigos/

oh sí sí.... nnnnha! valores de antaño./

 

(Dedicada a Romaña/Romain)

 

Con estos breves pero intensos versos (de mi puño y letra, por cierto), introduzco un tema que me corroe y preocupa a la vez que apasiona: oh sí sí, los VALORES DE ANTAÑO. ¿Qué tienen que ver los valores de antaño (VDA) con el cine? Todo. ¿Qué tienen que ver con la cocina? Todo. ¿Qué tienen que ver con la sociología? Todo. ¿Y con el amor? Pues, todo. Así, si extrapolamos hasta el infinito podemos afirmar sin titubeos que los VDA impregnan todas y cada una de las criaturas/cosas/conceptos de la vida. Podemos afirmar, de hecho, que los VDA son la vida en su máxima expresión.

Pero... ¿Qué entendemos por Valores de Antaño?

A grandes rasgos, los VDA son aquellas directrices y modelos de conducta que organizan la vida de las buenas personas. ¿Por qué decimos que son valores? Porque como todo valor que rige nuestra conducta, hemos de conservarlos y cultivarlos con mimo. Tienen "valor". ¿Por qué decimos que son de antaño? Porque son viejos, de hace tiempo. ¿Son peores por ser viejos (de antaño)? No. Podemos decir, incluso, que vienen avalados por su condición de viejos y antañescos. ¿Todo lo antañesco se legitima por su condición de viejo? No, desde luego que no. La opresión a las mujeres es tan vieja como el mundo y, sin embargo, es mala. ¿Qué diferencia pues, una conducta de antaño (CDA) de un valor de antaño (VDA)? Pues que las meras conductas tienden a desaparecer por la propia inercia del progreso y de nuestro perfeccionamiento moral. Los VDA, por su parte, persisten y no son puestos en tela de juicio porque son "inherentes al ser humano". Los VDA son para una persona tan reales y presentes como sus ideas, sus sentimientos, sus piernas o sus lágrimas. Se podría decir que por nuestras venas corren valores de antaño (VDA). 

De igual modo, el cine está plagado (está hecho) de VDA. Veremos un ejemplo de su aplicación al mundo del celuloide (que por cierto es muy de antaño, cien años más menos). ¿Es malo el cine por ser viejo? No, verdad, pues ya está. Ahí va el ejemplo.

PAT GARRET AND BILLY THE KID (Sam Peckinpah): Garret se ha convertido en sheriff y debe detener a su viejo compañero de correrías, Billy the kid. Garret visita a Billy para avisarle de este hecho e invitarle a que abandone su territorio por propia voluntad. Ahí aparece el VDA! En lugar de detener tras verlo, Garret antepone su vieja (de antaño) amistad y pide a su amigo que le facilite el trabajo. (Si os dais cuenta nos encontramos ante lo que se denomina: un DobleAntaño. Tenemos un VDA (salvar la vida de un hombre), que aparece junto al concepto de vieja amistad. ValorDeAntaño+AmistadDeAntaño=DobleAntaño). Luego Billy no le hace mucho caso y Garret le encorre por medio texas, pero es otra historia. La cosa es que Garret pone por delante siempre su VDA: la amistad verdadera está por delante de una chapa con forma de estrella.

Seguiremos con los VDA en el cine en el próximo post. Además seguiremos profundizando en su extraña naturaleza y su siempre gratificante aplicación práctica. Os invito a compartir vuestros momentos cinemátograficos de antaño (MCDA). Para que juntos disfrutemos de dos cosas que nos apasionan: el cine y los valores de antaño (VDA).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Fenix -

Ya me estás tocando los... Me gusta este post más que el otro por eso de los...
En fin, lo de Billy el niño me ha recordado a mis últimos coment de cine en mi blog, que hablé sobre las películas de arma joven y arma joven 2, que hablan de billy y patt. Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres