Blogia
Alguien voló y fue libre...escribiendo

Una historia de aquí (o de alli) de terror (o de humor) / Ponte el cinturon de seguridad.

Una historia de aquí (o de alli) de terror (o de humor) / Ponte el cinturon de seguridad.

La radio estaba demasiado alta. Un trayecto ideal Garrapinillos - Alcala de Guadaira en el coche de mi hermano era tarea útopica. Sus gustos músicales estaban en la otra orilla de un rio lleno de serpientes. Con el volumen a reventar todo era aún peor. Tanto mi hermano como su novia (los podeis ver en la foto agitandose en una de sus noches de descontrol) agitaban sus cabezas al son de las guitarras como dos toros que envisten al caballo del "picador". A mi, aunque solo fuera en este caso, me hubiera encantado coger, no la pica, sino incluso una guadaña para cortarlos en pedazos. Mi relación con Luis (18) y Ana (16) no era (era) del todo mala, aunque ellos siempre llevaban un rollo de pasotismo que no lograba entender. Para pasota yo, que soy el que menos rollo llevo encima.

Eran las siete de la tarde de un 25 de Agosto. El cielo presentaba un atardecer típico de la zona en estas épocas. Las nubes quemadas por el sol no tenian la fuerza suficiente para blanquear la situación. Lo que no cambiaba era la música, perdón, el ruido.

- Ya queda poco - Asintió Luis como quien descubre América.

- Hombre ¡ya era hora! Porque con el concierto que estan dando estos cabrones te distraes y vas a la velocidad del caracol.

- Mira niñato, ten mucho cuidado, eres el auténtico moco de la familia...¿entiendes?

- ¿El moco eh? Tu confiate... (y se confió y sino al tiempo)

- ¿Qué me confie? Vamos hombre, ¿pero este tio que se cree?

- Venga, dejalo ya Luis - Rogó suavemente Ana con actitud diplomática.

Yo estaba realmente hasta los cojones de mi hermano y de su novia. En cuanto a mí, llevaba dos meses hasta los cojones (tambien) del oxígeno que me va ofreciendo segundo a segundo el coñazo que supone vivir. La diplomacia de Ana era ya la reostia, me sacaba de mis casillas. Una individua que escuchaba esa mierda de música y agitaba la cabeza como un ciervo se las estaba dando de "Coffee Anand".

Sin comentarios.

Mi cerebro se desactivo y me decante por la senda de las pulsiones. Ni corto ni perezoso, tras recorrer dos centésimas de dicho camino me encontré con un paisaje pintoresco que me ofrecía ideas sencillitas pero jodidas. Saque la pistola del bolsillo de mi bomber y le pegue un tiro a mi hermano. Ana comenzó a gritar y cogió el volante. Lo del volante era lo de menos, había que oirla gritar. Gritaba y gritaba (bueno, y lloraba) y conducía el coche como buenamente podía.

Había coches delante y detras, y dada la ocupación (lo de preocupación estaba superadisimo) de Ana en no estrellarse y/o estrellarnos yo tenía todo el tiempo del mundo para apuntarla y acojonarla. Si la mataba, yo tambien me iba a tomar por culo. Como habiamos quedado en que la vida me daba igual le pegue un tiro en todo el ojo y nos fuimos los dos a la mierda (los tres contando a mi hermano).

Suerte que cuando nos fuimos a la mierda todos, me desperté, ¿donde? ¿en vida o en muerte?

No lo se yo, lo vas a saber tu...

 - Este es el relato que se encontró en el cuaderno de un niño de diez años, ahorcado, en su habitación del Centro Psiquico "Maria Moliner" (Teruel de la Frontera). Fue lo último que escribió, explicando los hechos que un mes antes había provocado en el coche de su hermano. Fue el único sobreviviente del "accidente" ya que aunque era más pasota que Luis y Ana no se vanagloriaba de ello y por ende no tenía reparos en ponerse el cinturon de seguridad. De todos es sabido que para bandear bien el cuerpo al son de la música, este tiene que estar libre de yugos. Así les fue. -

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Fenix -

Me gusta la originalidad, y también es diferente a la novela en la que trabajas, tomate lo que quieras que pagas tu.

´rubo -

Por lo visto "magic" acín le ha vuelto a dar vida a esto, que solo lo sostenian dos patas (manuel y fenix). Ahora falta que el "licen" (licenciado) Juan empiece a enseñarnos algo del mundo del motor, y ya te cagas!El artículo una forma original de sacar de tratar el tema del cinturon.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres